×
×
Red Internacional

Sexto aumento del año. El Banco Central subió la tasa de los plazos fijos y se encarecen las tasas de Ahora 12

Tras otro dato mes de inflación elevado la entidad decidió aumentar las tasas, una medida que exigió el FMI en el acuerdo. Con esta decisión se vuelve más caro el crédito productivo y para el consumo. También la autoridad monetaria mejoró los rendimientos de las Letras de Liquidez (Leliq) al 52 % anual, un negocio rentable para los bancos.

Jueves 16 de junio | Edición del día

El Directorio del Banco Central decidió este jueves aumentar en 300 puntos básicos la tasa de interés nominal anual de las Letras de Liquidez (Leliq) a 28 días, para pasar de 49 % a 52 % nominal anual. Estas letras significaron un gran negocio para los bancos. Desde 2019, el peso que tienen los resultados por tenencia de títulos valores (centralmente Leliq) y las primas por pases del BCRA, supera ampliamente el margen que arroja la intermediación financiera, que surge del diferencial entre las "tasas pasivas" (que pagan por los depósitos) y las "tasas activas" (que cobran por ofrecer préstamos). En 2021 la intermediación financiera del sector privado arrojó un resultado negativo por casi $ 190.000 millones mientras que más de $ 1,3 billones ingresaron por especulación con estos títulos.

Además, la autoridad monetaria subió los límites mínimos de las tasas de interés sobre los plazos fijos de personas humanas, estableciendo el nuevo piso en 53 % nominal anual para las imposiciones a 30 días hasta $ 10 millones. Para el resto de los depósitos a plazo fijo del sector privado la tasa mínima anual garantizada se fijó en 50 % nominal anual.

En tanto, se confirmó que la línea de Inversión Productiva aumenta cinco puntos porcentuales: tendrá una tasa nominal anual (TNA) de 42 %, mientras que la Línea de Capital de Trabajo tendrá una TNA de 52,5 %.

En cuanto a la tasa máxima de interés para las financiaciones de saldos de tarjeta de crédito hasta $ 200.000, se estableció una TNA del 57 %, contra el 53 % que estaba vigente hasta ahora. La efectiva anual, por lo tanto, asciende a 74,5 %, pero hay que sumarle además los costos de comisión, que aplican los bancos por el servicio, lo que podría aumentar el costo financiero total por encima de 85 %. Es decir, los bancos cobrarán más a los clientes por el uso de tarjera de crédito.

El comunicado del Banco Central señala que “los datos de mayo confirmaron la desaceleración en la inflación que se había iniciado en abril, con una significativa baja en la categoría núcleo. El BCRA espera que los registros de inflación mensuales continúen descendiendo gradualmente”. Si bien la inflación de mayo fue menor a la de abril, igual se mantiene en niveles elevados y ya acumula en lo que va del año un 29,3 %. La alta inflación genera expectativas de mayor aumento del dólar.

La autoridad monetaria advierte que “se ha observado recientemente un aumento en la percepción del riesgo financiero internacional” y agregó que “continúa su proceso de gradual normalización de la tasa de política y del resto de la estructura de tasas de interés de la economía, de forma de contribuir a preservar la estabilidad financiera y cambiaria, sostener el crecimiento del producto y del empleo y reducir la inflación”.

Te puede interesar: Se dispara el dólar blue: ¿qué razones hay de fondo?

Lejos de la estabilidad cambiaria que menciona el Central esta semana hubo aumentos de los dólares paralelos y financieros, tras las turbulencias por la liquidación de la deuda en pesos que ajusta por inflación, ante la incertidumbre mundial por la situación económica y los temores de una recesión en EE. UU.

Comprar en cuotas en más caro

Por su parte, el Gobierno renovó el programa Ahora 12 con aumentos a las tasas de interés que pagan los consumidores en el programa de cuotas. A través de la resolución 490/2022, la Secretaría de Comercio Interior modificó las condiciones financieras del Programa Ahora 12: la tasa pasará del 33 % nominal anual actual al 42 % nominal anual, mientras que los planes de 18 y 24 cuotas pasarán a costar un 49 % nominal anual desde el 38 %.

El comunicado oficial justificó que busca “una armonización con la estructura de tasas del sistema a efectos de fortalecer la estabilidad cambiaria”, es decir en sintonía con el aumento de tasas que decidió el Banco Central para desincentivar que se compren dólares y eso presione al tipo de cambio.

Con el incremento de la tasa de interés el Banco Central pretende reducir la brecha en las tasas de interés reales ajustadas por inflación. En el acuerdo con el FMI el directorio exigió “un marco monetario y cambiario mejorado que ofrezca tasas de interés reales positivas” es decir tasas de interés que superen la inflación. Sin embargo, los analistas financieros calculan que las tasas de interés que establece el Banco Central son bajas en relación a la inflación por lo cual genera un incentivo a buscar mejores rendimientos en activos que no sean pesos. Es decir, buscan "refugio" en el dólar.

Las “tasas de interés reales positivas” como recomienda el Fondo pueden desacelerar la actividad económica ya que encarecen el crédito productivo y para el consumo. Además, es un incentivo para impulsar otro festival de la “bicicleta financiera”, como el que disfrutaron los fondos especulativos durante el macrismo aunque para ello tendrían que flexibilizar los controles cambiarios.

En la medida que los salarios suban por detrás de la inflación, como sucede hace varios años, pero también por detrás de las tasas de interés altas que cobran las tarjetas de crédito para refinanciar deudas. Esto provoca un deterioro del poder de compra y además los trabajadores y los sectores populares están cada vez más endeudados.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias