×
×
Red Internacional

Tras ganar en segunda vuelta.Maniobras fujimoristas evitan oficialización del triunfo de Pedro Castillo en Perú

La renuncia del ex fiscal Luis Arce al Jurado Nacional de Elecciones es parte de las maniobras que los sectores vinculados al fujimorismo vienen utilizando para evitar que se reconozca oficialmente a Pedro Castillo como ganador de la segunda vuelta y como nuevo presidente de la República. Las estrategias obstruccionistas estarían siendo planificadas con el apoyo de Vladimiro Montesinos, ex asesor del dictador Alberto Fujimori.

Sábado 26 de junio | Edición del día

Días atrás el ex fiscal de la nación Luis Arce renunció al Jurado Nacional de Elecciones con argumentos muy similares a los que viene utilizando el fujimorismo para descalificar los resultados de la segunda vuelta en la que se impuso el candidato Pedro Castillo.

Este ex fiscal no solo ha tenido vínculos con los allegados a Keiko Fujimori, sino que también estuvo involucrado en el sonado caso de los denominados “cuellos blancos” que comprometía a jueces y fiscales con hechos de corrupción que terminaron por favorecer a diversos grupos empresariales y a la misma Keiko Fujimori.

Esta iniciativa hace parte de un conjunto de medidas que el fujimorismo viene llevando adelante desde que el conteo de votos a nivel nacional puso en evidencia que Keiko Fujimori sería derrotada por tercera vez.

Por los videos propalados por Fernando Olivera el jueves pasado, detrás de toda esta estrategia del fujimorismo estaría la mano de Vladimiro Montesinos, ex hombre fuerte y asesor de cabecera de Alberto Fujimori (1990-2000).

Frente a la renuncia de Luis Arce, el presidente del Jurado Nacional de Elecciones, Luis Salas, en una resolución publicada el jueves 25 de junio, señaló que corresponde al Ministerio Público convocar al miembro suplente del magistrado Luis Arce. En dicho documento se deja constancia que “Hacen de conocimiento el contenido de la presente resolución a la Junta de Fiscales Supremos del Ministerio Público para que con suma urgencia convoque provisionalmente a su representante”.

De esta manera instan a esta instancia de fiscales a nombrar cuanto antes un reemplazante para que cubra el puesto del renunciante y el proceso electoral no se prolongue más, como es la intención del fujimorismo.

La renuncia del ex fiscal Arce, tiene una alta connotación política y se enmarca dentro de las intenciones del fujimorismo de boicotear los resultados finales de las elecciones de segunda vuelta. Lo que estarían buscando los seguidores de Keiko es que se llegue al 28 de julio sin que se haya oficializado el nombramiento del ganador de la segunda vuelta, lo cual les permitiría a ellos tentar la posibilidad que asuma la presidencia un miembro del nuevo congreso cercano a sus posiciones políticas.

Además de ello, los fujimoristas buscan enturbiar el proceso electoral de segunda vuelta y a las instituciones electorales para deslegitimar de esa manera la victoria de Castillo, es por esa razón que Arce en su nota de renuncia señala que: “Acudo a vuestros despachos amparado en mis convicciones democráticas a fin de presentar formalmente mi declinación irrevocable al cargo de representante del Ministerio Público ante el JNE, con el fin de evitar que la representación que ejerzo y mis votos en minoría sean utilizados para convalidar falsas deliberaciones constitucionales que son, en realidad, decisiones con clara parcialización política en el JNE que, hasta hoy, he tenido el honor de integrar de manera honesta”.

Arce es parte del pleno, máxima autoridad del JNE, que tiene por finalidad “fiscalizar la legalidad del ejercicio del sufragio, los procesos electorales y las consultas populares, garantizando el respeto a la voluntad ciudadana”. Como se sabe, este organismo inició el miércoles pasado las audiencias públicas para evaluar las primeras apelaciones presentadas por el partido fujimorista Fuerza Popular, que solicitan la nulidad de diversas actas de mesas de votación, la mayoría de las cuales vienen siendo desestimadas por su inconsistencia legal y por la carencia de pruebas..
El partido de Fujimori ha denunciado “un fraude en mesa” durante la segunda vuelta del 6 de junio, y responsabiliza al partido Perú Libre de su contrincante Pedro Castillo. Tanto el candidato como su organización han negado estas acusaciones en reiteradas ocasiones y sus abogados han demostrado que las acusaciones del fujimorismo son infundadas.

El JNE señaló en una resolución oficial que rechazaba “las expresiones agraviantes” formuladas por Arce. Horas antes, en un pronunciamiento en sus redes sociales, la institución insistió en que no existe prueba de fraude que se pueda atribuir a los organismos electorales e invocaron “a la sociedad en general a respaldar los principios democráticos”.

Mientras se prolonga la proclamación oficial de Pedro Castillo como ganador de la segunda vuelta, sectores de la derecha y del empresariado no pierden el tiempo y han empezado a cercar al ex dirigente magisterial cajamarquino, al grado tal que ahora, Pedro Franke, uno de sus asesores económicos más cercanos, ha empezado a decir que se pueden hacer cambios al modelo económico neoliberal sin cambiar la constitución del 93 y sin siquiera modificar el capítulo económico que nos condena a ser un país primario exportador y vasallo del capital imperialista.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias