×
×
Red Internacional

Política Chile. ¿Qué decía realmente la reforma tributaria? Una ley escrita con la derecha y los empresarios

Mucho se ha dicho esta semana que la peor derrota del gobierno fue el rechazo a su proyecto de ley de reforma tributaria. El gobierno y el oficialismo alegó que con este se retrocedía en justicia social y que la derecha ponía en juego la pensión de los jubilados y la ayuda para pequeñas empresas. ¿Qué decía realmente la reforma tributaria? ¿Porqué fue discutida con grandes empresarios? ¿Porqué incorporó modificaciones propuestas por la propia derecha?

Sábado 11 de marzo | Edición del día

El 20 de agosto de 2022 cuando el gobierno tenía apenas 6 meses de vida el Ministro Mario Marcel se reunía con el gran empresariado de la Sofofa y la CPC: y les proponía cambios en su favor. En ese momento los empresarios le pidieron expresamente que no querían pagar más impuestos. En medio de una inflación récord los empresarios siguen pidiendo ser ellos los siempre beneficiados mientras el trabajador pierde constantemente el valor de su salario.

Te puede interesar: Reforma Tributaria: Gobierno cede ante presión de empresarios, la derecha y anuncia cambios en cuatro áreas

El gobierno modificó entonces la propuesta inicial de impuestos a las utilidades retenidas. Supuestamente este impuesto buscaba impedir que mediante la creación de empresas ficticias ciertos empresarios evadan impuestos. En esta materia se redujo la base gravada y se conmutó por el impuesto personal (global complementario), permitiendo la práctica de repartir ganancias entre variadas empresas. Tal como había pedido la Sofofa y la CPC.

Un segundo elemento que se modificó fue la introducción de forma "temporal" de mecanismos de depreciación instantánea o acelerada. Este tipo de medidas que fueron parte de la "modernización" tributaria de Piñera en su segundo mandato, corresponde a la posibilidad que tienen las empresas de imputar como pérdida (o costo) las inversiones de bienes de capital como puede ser una maquinaria. Esto permite bajar las utilidades de la empresa y por esa vía, pagar menos impuestos.

En tercer lugar, Mario Marcel aseguró que se creará un fondo competitivo de créditos tributarios para inversiones con alto apalancamiento. En palabras simples, se trata de un descuento de impuestos para empresas que invierten en proyectos con "alto efecto multiplicador".

En cuarto lugar, en el caso del royalty minero, Marcel fue menos detallado y solo dijo que se introducirían cambios “para ampliar los incentivos de inversión a nuevos proyectos o proyectos de expansión”. Este aspecto era una demanda importante de las grandes empresas de minería. El Centro de estudios de la empresa Barrick, la mayor minera privada del mundo y Antofagasta Minerals (la empresa de Luksic) dijeron que el royalty destruiría la industria y en el caso de Luksic, dijo que revisarían sus inversiones si se aprobaba como estaba el proyecto. Pese a que bajaron sus utilidades, la minera de Luksic ganó US$260 millones el primer semestre de 2022, algo así como $1.320 millones de pesos diarios.

Chile, según la OCDE, es uno de los países de los empresarios menos pagan impuestos al Estado. Por bajo del promedio latinoamericano. Y además Chile es el país en donde más impuestos paga el consumidor al detalle por medio del IVA. Sobre el 50% de todos los impuestos recaudados provienen de este tipo de impuesto aplicado a los consumidores: trabajadores y sectores populares. En Chile quienes tienen menos pagan más y quienes tiene más pagan menos.

Boric: otro gobierno neoliberal y la necesidad de una agenda de los trabajadores

La reforma original de Boric diseñada a inicios de 2022 ya era una reforma tibia y que generaba muchas dudas si lograría recaudar lo que prometía. Con las modificaciones introducidas por los empresarios y luego por los parlamentarios de la derecha la promesa del gobierno de beneficiar a los más pobres del país y afectar a los más ricos se transformó en un slogan vacío de significado real. El impuesto a los super ricos incorporó posibilidad de eludirlo por medio de traslado de capitales al extranjero (paraísos fiscales), donaciones para reducir el impuesto, entre otras formas.

Chile es un país profundamente desigual. No por naturaleza. Y tampoco esta condición nos hace un país exitoso. Es hora de que los empresarios paguen, todo lo que se apropian y se llevan al exterior. Es necesario afectar la ganancia de los grandes millonarios, combatir el alza del costo de la vida y para que la crisis no la pague el pueblo trabajador. Es urgente avanzar a medidas de fondo como la subida generalizada de los salarios a un mínimo de $650 mil pesos reajustado en base al IPC; control de precios de productos básicos, mediante comités de trabajadores y consumidores, que permita impedir el monopolio y su constante política de colusión y elusión; el fin del Multirut y el subcontrato; o la apertura de los libros de contabilidad, para saber realmente la composición de esas empresas y para terminar con el enorme fraude que hacen. El monopolio del comercio exterior y la nacionalización de la banca para evitar la fuga de capitales entre otras medidas.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias