×
×
Red Internacional

Se trata del barril de Brent que registra una suba de 3,12% respecto al día previo. Este jueves tuvo un pico intradía y llegó a venderse a 119,84 dólares, un máximo desde 2008. La guerra entre Rusia y Ucrania impulsa los precios internacionales de la energía, sumando presión a la inflación global.

Jueves 3 de marzo | Edición del día

El conflicto bélico entre Rusia y Ucrania sigue impulsando los precios de los commodities energéticos a valores históricos.

En el caso del barril del londinense Brent, petróleo de referencia para Argentina y Europa, este jueves rozó los 120 dólares, un valor no alcanzado desde 2012. Al momento registra una suba de 3 % y se vende a 116 dólares.

Por su parte, el barril del estadounidense WTI (West Intermediate Texas) se vende a 114,09 dólares por barril con una suba de 3,16 % respecto al miércoles. Durante la jornada alcanzó los 116,57 dólares, un récord desde 2008.

Te puede interesar: Pasar el invierno: ¿la escalada en los precios del gas podría impactar en las tarifas?

Esta suba en los precios del crudo es explicada por el contexto de creciente incertidumbre ante el conflicto bélico entre Rusia –segundo exportador de petróleo del mundo- y Ucrania. Las sanciones económicas aplicadas por la Unión Europeo y Estados Unidos en respuesta a la invasión rusa disparó los precios del petróleo, del gas y de metales y de materias primas como maíz, soja y trigo. Los precios suben frente a la posibilidad de desabastecimiento de estos bienes, aunque por el momento esto no tiene una real expresión. Sin embargo, esta amenaza podría cobrar más peso si la guerra se prolonga y las sanciones económicas se endurecen.

El miércoles Estados Unidos aplicó restricciones a Bielorrusia y advirtió que podría bloquear el petróleo que importa desde Rusia. La Casa Blanca anunció a través de un comunicado que las sanciones tienen el objetivo de “restringir la maquinaria de guerra” de Putin. En concreto, tomará medidas contra el sector de refinación de petróleo de Bielorrusia y prohibirá el acceso de las aerolíneas rusas al espacio aéreo.

Para el analista Tamas Vargas, de PVM Oil Associates, "La reacción de los precios refleja la causa", es decir la guerra en Ucrania, y una "prima de riesgo" sobre el suministro de petróleo del gigante ruso, pero "el alcance de los movimientos de los precios suele verse magnificado por la incertidumbre (...) y el ajuste de las posiciones especulativas."

Los precios internacionales de la energía ya se encontraban en niveles elevados, como consecuencia de un aumento de la demanda global del suministro por la recuperación económica tras la caída producto de la pandemia. Esto suma presión a la inflación global, una mala noticia para el Gobierno que se encuentra cerrando un acuerdo con el FMI. Mientras se espera que el entendimiento final ingreso hoy al Congreso Nacional, el punto de conflicto son las tarifas a la energía. El Fondo exige un recorte mayor a los subsidios energéticos, que son los que se destinan a las distribuidoras de energía (luz y gas) para mantener sin cambios las tarifas. Un recorte de estos subsidios, para cumplir con las exigencias de ajuste del FMI, implica una suba en lo que pagan los hogares superiores al 40%.

Te puede interesar: Tras el discurso de Alberto en el Congreso, ¿qué pasará con las tarifas?




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias