×
×
Red Internacional

Imperialismo.El Gobierno español propone a la OTAN incluir la inmigración como una “amenaza híbrida”

Tiempo estimado 5:42 min


El ministro de Exteriores del Estado español, José Manuel Albares, quiere que la Cumbre de la OTAN, que se celebrará en Madrid este mes, incluya posibles intervenciones imperialistas en el norte de África para controlar la inmigración.

Jueves 9 de junio | 18:42

La medida podría incluir intervenciones de los países imperialistas de la OTAN en el norte de África al considerar la inmigración una "amenaza" para sus intereses.

El Gobierno español que está compuesto por una coalición del Partido Socialista (PSOE) y Unidas Podemos (UP) se jacta de ser el “más progresista de la historia”, pero esta medida no está muy lejos del pensamiento de la formación de extrema derecha VOX.

No es la primera vez que el Gobierno tiene esta políitca hacia los inmigrantes, el año pasado envío del Ejército a Ceuta para "combatir" la llegada desesperada de jóvenes marroquíes. Ceuta es un énclave colonial español situado en la península tingitana, en la orilla africana del estrecho de Gibraltar. Allí volvieron a actuar de la misma manera encerrando el verano pasado a cientos de menores en almacenes industriales para deportarlos a su país de origen de manera rápida, lo que se llama "devolución en caliente".

Sin embargo, la propuesta actual es un salto en esa políitca colonial e imperialista hacia los inmigrantes y el Gobierno "progresista" quiere que se vote en la próxima cumbre de la OTAN.

La reunión prevista para los próximos 29 y 30 de junio será una de las más importantes desde la fundación de la OTAN en 1947. En ella se pretende aprobar el nuevo “Concepto Estratégico” que regirá los planes políticos y militares para la próxima década.

Entre los principales puntos de esta hoja de ruta del imperialismo europeo y norteamericano están los planes de rearme, la incorporación de Finlandia y Suecia y el mayor enfrentamiento con Rusia y China.

Te puede interesar: Cinco claves de la Cumbre de la OTAN para reforzar al imperialismo estadounidense y europeo

El Gobierno español quiere además se incorpore un punto específico que implique situar el norte de África como un área de especial interés para la Alianza. Un trato similar al que ya recibe el este de Europa por su carácter fronterizo con Rusia.

Las amenazas que vendrían desde el Sur tienen relación con los nuevos choques geopolíticos - dada la mayor influencia rusa en varios países de la región - y la siempre presente excusa del terrorismo para justificar injerencias e intervenciones imperialistas.

A estas razones nada “originales” se suma ahora abiertamente la necesidad de defenderse, militarmente si es necesario, de las consecuencias de las hambrunas que pueda padecer el continente - y que muchos organismos internacionales auguran que serán las peores en un siglo - y los movimientos migratorios.

Se presenta la inmigración irregular como un posible herramienta desestabilizadora o un arma de la “guerra híbrida” - al mismo nivel que los ataques informáticos - que puedan llevar adelante Estados hostiles o Estados fallidos de la región.

La petición española pretende tener un efecto disciplinador entre los gobiernos de los países norteafricanos: si no hacen bien su trabajo de gendarmes de la frontera sur de la UE podrían ser considerados como enemigos que están atacando a un país de la Alianza. Una acción hostil de este tipo permitiría la aplicación de su artículo 5, por el que ese ataque sería considerado como un ataque a todos sus miembros y justificaría una intervención militar de la OTAN.

Las fronteras marroquíes, argelinas, tunecinas, libias, egipcias, mauritanas… deben convertirse en muros infranqueables para que sus ciudadanos no puedan salir de su propio país. Lo que el imperialismo exige a los Estados semicoloniales es abiertamente la vulneración sistemática de la carta de Derechos Humanos. En su artículo 13 se lee lo siguiente: “Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país”.

Si no cumplen con rectitud con el mandato, la amenaza de una intervención, un cambio de gobierno o de régimen por otro más obediente o eficaz, estará sobre la mesa.

El imperialismo norteamericano, europeo y español, a la vez que hace extenderse la miseria y hambrunas con sus guerras, sanciones y el expolio sistemático de recursos por parte de sus multinacionales, diseña planes militares para contener los movimientos migratorios por él generados a golpe de violaciones sistemáticas de derechos humanos.

Las perspectivas que preparan para los próximos años amenazan con multiplicar los miles de muertos ya generados en el Mediterráneo - más de 20 mil en las últimas 2 décadas - y el Atlántico - un millar solo en 2021 en la ruta canaria -.

El PSOE no solo es parte de esta política criminal, sino que está a la vanguardia europea para su aplicación. Unidas Podemos, desde el Consejo de ministros y ministras, la acata totalmente. El progresismo imperialista muestra con su política Exterior abiertamente al servicio de quien gobierna.

El domingo 26 de junio en Madrid se celebrará una manifestación contra la cumbre. Las fuerzas que integran Unidas Podemos, en particular el Partido Comunista (PCE), pretenden lavarse la cara participando de ella. Ese día distintas organizaciones, incluyendo a la Corritente Revolucionaria de Tratabajadores y Trabajadoras (CRT) que impulsan La Izquierda Diario en el Estado español hacen un llamado a "ser miles en las calles para denunciar y combatir la agenda que los países de la OTAN pretenden aprobar, y decirles a los ministros de la OTAN que no son bienvenidos".

Te puede interesar: Tres motivos para manifestarse contra la OTAN con una política independiente





Temas relacionados

Estado español   /    África   /    Inmigración   /    OTAN   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias